INSTALACIÓN
GAS NATURAL

  • Punto crítico

  • Temperatura -82.59ºC
  • Presión
    45.99 bar
  • Densidad
    162.7 kg/m3
  • Olor

  •  
  • No
  • Seguridad
  • GHSO2

PROPIEDADES

 

Propiedad (*) Unidad Mínimo Máximo
Metano (CH4) mol% 95
CO mol% 2
H2 mol% 5
Compuestos Halogenados: mg/m3 101
Flúor
Cloro
Amoniaco mg/m3 3
Mercurio mug/m3 1
Siloxianos mg/m3 10
Benceno, Tolueno, Xileno (BTX) mg/m3 500
Microorganismos Técnicamente puro
Polvo/Partículas Técnicamente puro

(*) Tabla expresada en las siguientes condiciones de referencia: 0ºC; V( 0ºC: 1,01325 bar)

APLICACIONES

Industria química

Generación de Energía

Industria del Metal

Tratamiento e investigación médica

Investigación

Industria papelera

1

1

2

1

3

4

5

6

3

8

3

9

1

1

3

10

12

11

1

2

13

16

2

1

1

3

1

1

5

5

12

12

1

1

1

1

7

1

3

1

3

1

1

15

15

1

3

5

1

14

14

Número - Elemento

1 Válvulas     2 Junta dieléctrica     3 Manómetro     4 Manómetro diferencial     5 Filtro     6 Válvula de interrupción de seguridad (VIS)     7 Regulador con VIS incorporada     8 Válvula de Escape (VES)     9 Válvula de purga     10 Conversor     11 Termómetro       12 Contador     13 Toma de tierra     14 Regulador sin VIS           15 Presóstato     16 Disco en 8    

DESCRIPCIÓN DEL PID

Hoy en día, el Gas Natural es uno de los combustibles más empleados en todo el mundo. En España, las amplias redes de distribución, así como los centros de gasificación existentes hacen del Gas Natural un combustible muy empleado. Además, se trata de una sustancia muy cuidadosa con el medio ambiente,
relativamente barata, con alto contenido energético, y muy segura.

La distribución comienza a 72 bares desde las zonas de almacenamiento o extracción, por medio de Eneas. Una vez llega a núcleos urbanos, una Estación de Regulación y Medida reduce la presión a 16 bares. Posteriormente, el gas pasa a empresas de la zona y a núcleos urbanos. Normalmente, las empresas disponen de ERMs propias que les permiten reducir dicha presión a 2 o 3 bares aproximadamente. En el caso de los núcleos urbanos, es la propia distribuidora (a través de su propia ERM) la que reduce la presión a 5 bares, y ya luego, en cada local, mediante Armarios de Regulación y Medida, se regula a la presión requerida
en cada caso. En la zona Norte, la empresa suministradora es Nortegas.

Las Estaciones de Regulación y Medida (ERMs) cobran una gran importancia en las instalaciones de Gas Natural. Éstas se encuentran localizadas en los puntos de entrada de gas a las fábricas y tienen como función regular y medir el consumo de gas. En primer lugar, se encuentra la parte de regulación, donde se filtra y reduce la presión de 16 a 3 bares aproximadamente. Para ello, el sistema contará con dos líneas de regulación paralelas con válvulas, filtro, regulador principal, monitor, una válvula de interrupción de seguridad (VIS) una válvula de escape. Existen dos tipos de ERMs: con monitor y principal y con un solo regulador.

En la regulación con monitor principal, es el regulador principal el que está tarado a la presión de trabajo, mientras que el monitor está tarado a una presión algo superior. En condiciones normales, es el principal el que trabaja. En caso de fallo del principal, éste se abre y sería el monitor el que empezaría a regular. Asimismo, en caso de fallo del principal, éste deberá incluir una válvula de interrupción de seguridad de máxima y mínima que cierre el sistema tanto por fallo por baja como por alta presión.

Por otro lado, en la regulación con un solo regulador, éste lleva integrada la válvula VIS de máxima y mínima, y en caso de fallo, cierra.

En ambos casos, existen dos líneas en paralelo: la principal, y la de reserva, tarada a una presión inferior y la cual actuaría en caso de fallo de la línea principal.

Por último, si los sistemas de seguridad nombrados fallan, las ERMs disponen de válvulas de escape (VES), las cuales descargan el exceso de gas al ambiente en caso de sobrepresión.

Posteriormente, se incluyen las rampas de regulación, las cuales reducen la presión de acuerdo con las condiciones de uso del aparato consumidor, aquel que consume el Gas Natural y un comburente para obtener calor.

Por último, es importante disponer de un sistema de evacuación de humos con el fin de minimizar el riesgo ocasionado por fuga de gas.